Edad ideal para tener hijos

¿Cuál es la edad idónea para tener hijos? Esta es una cuestión que puede responderse desde distintas perspectivas,  biológica o reproductiva, sociológica y psicológica. Como matrona, os voy a hablar de la mejor edad para tener descendencia desde la perspectiva reproductiva, o dicho de otra forma, el rango de edad donde un embarazo, parto y … Leer más

¿Queremos ser madres?

 

Cuando llegamos a una edad, es común preguntamos si queremos ser madres

Sabemos que llegará un día en el que no queden ovocitos sanos para ovular, que llegado un momento no nos será tan fácil conseguir embarazo y si no lo pensamos nosotras no faltará alguien que nos lo recuerde.

Diariamente aparecen en consulta mujeres que han decidido buscar embarazo. Lo preocupante es que en algunos casos no lo quieren realmente y ni siquiera son totalmente conscientes de ello. Su ilusión por tener un hijo viene motivada por otros factores distintos al verdadero  deseo de ser madre.

Y a veces nos encontramos con mensajes tipo:

Me han informado que si quiero ser madre biológica no puedo retrasarme, pero no tengo trabajo estable, estoy comenzando con mi pareja…

Sí, he decidido quedar embarazada. ¿En algún momento tendría que ponerme no?

En otros casos, amigos, conocidos y familia, el entorno social tienen unas expectativas y algunas mujeres quieren cumplirlas.

Hay ocasiones que la pareja desea fervientemente tener hijos y ella cede a estos deseos.

A veces, la decisión de tener hijos está condicionada por el punto en el que se encuentra una relación de pareja, hay quien opina que tras años de relación se encuentran en un punto muerto y es necesario cambiar algo o tener un hijo.

 Llevamos ya un tiempo juntos en los que no hay entusiasmo, es una vida monótona, tenemos que dar un salto en la relación.

Algunas mujeres lo deciden de forma unilateral y optan por quedar embarazadas sin el consentimiento de su pareja esperando evitar el abandono de su amante con la llegada de un hijo. Sí, aunque suene muy rocambolesco y a escena de telenovela existen estos casos.

Hay personas que lo hacen para asegurarse una vida sin soledad. Los hijos no te abandonan, piensan y ellos van a vivir al menos hasta el final de mis días.

 

En todos estos casos existe un uso de la maternidad en forma de herramienta, como un medio para obtener un fin. Estos ejemplos describen situaciones en las que la decisión de ser madre no está basada en el deseo intrínseco de serlo sino en base a conseguir algo más.

Es importante ser honestas con nosotras mismas y conocer qué nos ha llevado a tomar una decisión.

Cuando hablamos de consecuencias no me refiero únicamente al hecho de ser una madre arrepentida, que es uno de los posibles efectos colaterales.

Parte de estas visiones negativas y pobre adaptación a la maternidad vienen por el origen del deseo de ser madre, que actúa, entre otras muchas causas, como factor predisponente.

 

Madres arrepentidas las hay, no se trata de que esta generación sea más egoísta o inmadura, siempre ha existido este lamento y ahora se ha perdido en parte el tabú para decirlo abiertamente. Son más visibles.

Aparecen en consulta, en medios, redes sociales, madres arrepentidas. En muchas ocasiones no lo confesarán abiertamente, dependerá del círculo de personas y de la comodidad que sientan en el momento de expresar este sentimiento porque quien no les entiende les etiqueta de personas egoístas, trastornadas o débiles.

Y aparecen mensajes del tipo:

¿Era esto lo que quería?

Me arrepiento de haber tenido hijos, aunque los quiero.

Adoro a mis hijos con locura, pero me arrepiento de ser madre.

Si pudiera volver atrás no sería madre. Tengo razones para odiar a los niños.

Es una penitencia y una responsabilidad que si pudiera volver atrás no asumiría.

Son madres y padres desesperados, defraudados, irrealizadas o simplemente aburridos. Pueden pasar inadvertidas, como madres bien adaptadas y felices, madres que se esfuerzan en la crianza de sus hijos. Aunque a veces debajo de esa superficie exista una historia de incomprensión y arrepentimientos.

Porque quizás han sido presionadas a la maternidad para después desembocar en el vacío y la soledad.

 

Madres tóxicas

Otra de las consecuencias que se pueden observar por esta falta de deseo es llegar a convertirnos en un tipo de madre tóxica. Sí, existen en el mundo este tipo de madres.

Se trata de mujeres muy egoístas o infantiles  que filtran el mundo a través de su necesidades. Mujeres con amargura cuya vida no se parece a lo que esperaban, profundamente infelices, que usan a sus hijas proyectando en ellas su insatisfacción. Hay diferentes formas de madres tóxicas, pero todas incluyen manipulación y falta de empatía.

Para evitar convertirnos en uno de esto tipos de madres debemos asegurarnos cuáles son nuestros verdaderos deseos.

Normalmente cuando una mujer realmente quiere ser madre tiene pocas dudas al respecto.

A pesar de no tener todos los factores a favor sienten que ya están listas, desean y sueñan con serlo. Piensan en el hijo que tendrán en sus brazos, por el que entregarán muchas cosas, incondicionalmente y este deseo suele ser más potente que el razonamiento sobre si las circunstancias son o no las óptimas.

 


Este contenido se sitúa dentro del formato reflexión, diferente a otros posts basados en evidencias. Para escribirlo he tomado en cuenta algunas de las experiencias en mi práctica diaria ;)

 

 

 

 

 

Bebidas saludables en el embarazo

En el embarazo sentimos que tenemos la mayoría de bebidas restringidas. Conozcamos algunas de las opciones que podemos tomar cuando salimos de casa, muchas de ellas tan deliciosas que pasarán a ser nuestras bebidas favoritas. Agua Debe ser nuestra principal bebida por ser la más hidratante, debemos ingerir un mínimo 1,5 o 2 litros de … Leer más

El parto de Kate Middleton

Y cómo no, Kate Middleton ha vuelto a repetir parto con una matrona con atención personalizada sólo para ella, al igual que hizo con sus anteriores hijos, como recomienda la OMS Ha repetido con la mejor opción recomendada por la OMS y la evidencia científica para lograr un excelente estado de salud, para ella y … Leer más

Plan de parto

¿Necesito un plan de parto?

Alguna vez, nos preguntamos la utilidad del plan de parto, en principio no parece una herramienta muy útil presuponiendo que hemos elegido un buen hospital con profesionales que basan su práctica en la evidencia

¿Es necesario escribir los deseos y derechos de las mujeres en un papel?

Efectivamente el plan de parto tiene un valor y ofrece sus ventajas en muchas circunstancias, especialmente en aquellos partos atendidos en un hospital donde profesional y paciente no se conocen y hay gran variabilidad de actuaciones según el equipo de guardia.

Por suerte, este último factor cada vez es menos importante gracias a que cada vez hay más profesionales que respetan la clínica basada en la evidencia.

El plan de parto es un documento en el que una mujer embarazada puede escribir sus preferencias sobre el proceso de su parto y el nacimiento de su hijo.

Esta información escrita también ayuda a los profesionales a entender las prioridades de la mujer, a la vez que sirve de elemento de participación de la protagonista sobre su parto.

Se puede elaborar y modificar en cualquier momento, idealmente se realiza en el tercer trimestre.

Este documento no contempla la realización de prácticas desaconsejadas y que han demostrado ser perjudiciales en el curso de un parto normal.

No sustituye a la información que la matrona ofrecerá a la mujer durante el embarazo. No sólo durante la consulta, la mujer recibe mucho apoyo y conocimientos en las clases de preparación al parto para poder elegir de manera informada y tener una experiencia más satisfactoria.

Veamos algunos de los temas más habitualmente tratados en los planes de parto:

  • Acompañamiento en nuestro parto, el nombre de la persona que lo hará.
  • Condiciones durante la dilatación: Posibilidad de libertad de movimientos, comer, beber durante el proceso…
  • Facilidades para el alivio del dolor, epidural, óxido nitroso, otros calmantes, métodos físicos, dilatación en bañera, hipnosis, relajación…
  • Condiciones de intimidad en la sala.
  • Autorización de inyección de vitamina K o profilaxis vía oral al recién nacido.
  • Elección del tipo de alimentación.
  • Contacto piel con piel inmediato o no con nuestro bebé.
  • Cohabitación con nuestro hijo/a.
  • En caso de incapacidad de la madre (cirugía con anestesia general, por ejemplo) qué persona estará con el bebé.
  • Restricción de visitas durante la estancia en el hospital.

Ventajas de elaborar un plan de parto:

  • Mejora la información sobre todo el proceso.
  • Clarifica tus prioridades y las cosas que realmente te parecen importantes.
  • Aumenta tu participación (y la de tu pareja) en el parto.
  • Ayuda a los profesionales a conocerte más.

Desventajas del plan de parto

  • Aún hoy existe hospitales (pocos) donde no se admiten estos documentos a pesar de ser un derecho de las mujeres.
  • En algunos contextos como el parto planificado en casa no es tan necesario un plan de parto. Las mujeres conocen a la matrona que las va a atender todo el proceso y ésta a su vez conoce los deseos de la mujer.
  • Hay algunos pocos casos en los que se crean altas expectativas (peticiones poco realistas teniendo en cuenta el historial clínico) cuando se escribe el plan de parto. Esto ocurre especialmente cuando no se ha recibido asesoramiento por una matrona o ginecólogo.

Existen diversas plantillas para la elaboración del plan de parto, os dejo tres ejemplos:

Plan de parto Ministerio de Sanidad

Ejemplo de plan de parto

Modelo plan de parto

Los planes de parto son documentos con valor de consentimiento informado, estando este validado por la Ley 41/2002 de 14 de noviembre, Ley Básica reguladora de la autonomía del paciente. En él deberá aparecer los datos de la gestante, así como su firma.

¿Dónde se puede entregar el plan de parto?

Pregunta a tu matrona para saber cómo se puede incorporar a tu historia clínica o bien, puedes entregarlo en el servicio de atención al usuario del hospital, personalmente o bien por correo administrativo. En este caso, conservarás copia sellada que acredite su presentación.

¿En tu hospital se practica piel con piel?

La imagen de la derecha nos muestra un pecho materno tras el parto con una elevación de 3 grados respecto a su temperatura habitual. El contacto directo del recién nacido con esta área ayuda a su termorregulación convirtiéndose en una extraordinaria incubadora. Los recién nacidos necesitan esa fuente de calor para mantener su energía al … Leer más

Fármacos en el embarazo

Categorización del Riesgo del Uso de Medicamentos en el Embarazo según FDA. Aquí os comparto una lista ordenada alfabéticamente con diferentes medicamentos y principios activos y su evaluación del riesgo en el embarazo. Medicamentos en el embarazo. La Food and Drug Administration (FDA) ha establecido para los fármacos cinco categorías de riesgo (A, B, C, … Leer más

Las mujeres somos cíclicas

Entendiendo el ciclo menstrual y su relación con nuestro estado anímico y facultades físicas.

No somos volátiles, no estamos locas: Somos cíclicas.

Cada mujer tiene un ciclo menstrual diferente pero en todas está influido por un gran número de hormonas ováricas y otras procedentes del cerebro, más exactamente del hipotálamo e hipófisis. Las concentraciones hormonales y las proporciones entre ellas van a determinar el inicio del ciclo.

FASE MENSTRUAL

Un nuevo ciclo comienza con el primer día de regla.

Estos primeros días de la fase menstrual se caracterizan por retención de líquidos, sensación de hinchazón, posiblemente dolor provocado por calambres, contracciones musculares del útero y mayor irritabilidad provocada por una menor tolerancia la estrés.

El ejercicio físico mejora estos síntomas, especialmente si es moderado o con mayores pausas entre series, ejercicios que no requieran un gran aporte de oxígeno.

A partir del tercer día de regla nos sentimos diferentes, el ovario ha comenzado a madurar un nuevo grupo de folículos y por lo tanto nuestra fertilidad va en aumento. Aumenta la producción de estrógenos y tenemos un sangrado más escaso, en algunas mujeres ya les ha cesado. Comienza la fase postmenstrual.

FASE POSTMENSTRUAL

Aquí mi cerebro está inundado de estrógenos, nos sentimos con mucha energía y el mundo nos parece maravilloso, queremos retos y minimizamos cualquier problema que surja.

Tenemos más fuerza y resistencia para el ejercicio físico, así que podemos utilizar estas facultades para intensificar los ejercicios, esta etapa dura hasta después de la ovulación que marcará el pico de nuestra fertilidad.

FASE POSTOVULATORIA

La progesterona aumenta y nuestro cuerpo se prepara para un embarazo, el útero también ya está acondicioneado para recibir al producto de la concepción. Normalmente pasan los días y no existe un cigoto al que dar alojamiento y manutención. Nuestro organismo interpreta las señales de que no hay embarazo y envía las órdenes para que los niveles tanto de estrógenos como de progesterona disminuyan, ya no son necesarios unos niveles tan altos.

FASE PREMENSTRUAL

Al caer los niveles de estas hormonas nuestro ánimo empieza a decrecer, somos menos tolerantes al estrés, disminuye la líbido, aumentan las prostaglandinas, nuestra masa corporal y la retención de líquidos, a consecuencia de esto pueden aparecer sentimientos de irritabilidad y necesidad de introversión.

Nos sentimos más vulnerables, los estrógenos nos han hecho una de las peores «jugadas» que nos pueden hacer, nos abandonan y no volverán a nosotras hasta que empecemos de nuevo a estar fértiles.

No es que tengamos la regla, es que ¡Nuestro cerebro no tiene estrógenos!

Algunos autores lo denominan síndrome premenstrual que se verá acompañado por cambios físicos como los que mencionaba el primer día de regla.

Es normal sentir incluso ganas de llorar, aunque algunas mujeres argumentan que esta etapa de mayor sensibilidad les abre un mundo de creatividad y un pensamiento alternativo. Así que también podemos aprovecharlo.

En conclusión no estamos locas, ni somos histéricas: Somos cíclicas y comprender esto nos ayuda a vivir estos cambios de una forma más consciente y positiva.

Colecho y ambiente seguro para el sueño del lactante.

La decisión de dormir o no con tu bebé es algo personal y dependiente de cómo cada familia se organice.

Ciclos de sueño corto, con muchos despertares.

Los ciclos de sueño de los recién nacido son muy cortos, con fases REM alargadas (función vital para conseguir la madurez de su cerebro), duermen entre 14 y 18 horas.

Los primeros días despertarán básicamente para comer y, paulatinamente, van mostrando más actividad en los periodos de vigilia, no sólo para ingerir alimento.

Mi recomendación es que por el día permitamos los ruidos y sonidos habituales de nuestro día a día, además de luz natural en la casa y por la noche todo lo contrario, un ambiente tranquilo y poco iluminado. Así el bebé y su cerebro distinguirán y entenderán  las diferencias noche/día.

Colecho vs cohabitación

Nos preguntamos cuál es el mejor modelo para permitir el sueño y descanso de los bebés: Permitir que duerman en una cuna en una sala independiente, practicar cohabitación (co-sleeping) o quizás el colecho sea la mejor opción (bed-sharing).

Algo que está bastante claro en todos los estudios es que el niño debe dormir en un ambiente próximo a su madre.

Actualmente muchas sociedades científicas recomiendan la (cohabitación), en su propia cuna, sin compartir la cama con ella (colecho) como:

  • Asociación Americana de Pediatría.
  • El Instituto Nacional de la Salud Infantil y Desarrollo Humano de los Estados Unidos de América La Academia Canadiense de Pediatría.
  • El Ministerio de Salud de Israel.
  • Ministerio de Salud Australiano.
  • Fundación Holandesa para la Prevención y el Estudio de la Muerte Súbita Infantil.
  • Asociación de Muerte Súbita Irlandesa.
  • Sociedad Internacional para el Estudio y Prevención de la Muerte Perinatal e Infantil (ISPID).
  • Fundación Argentina para el Estudio y Prevención de la Muerte Súbita Infantil y Perinatal (FEMIP).
  • Asociación Española de Pediatría.
  • Fundación para el Estudio de la Muerte Infantil del Reino Unido.

 El SMSL supone la experiencia más estresante para unos padres y en la actualidad sigue siendo unas de las más importantes preocupaciones tanto social como sanitaria a nivel mundial.

 

Si queremos aumentar la seguridad de nuestro hijo y disminuir el riesgo de SMSL una de los principales  factores será la posición al acostarlo. Déjalo en posición supina, boca arriba. La campaña ponle a dormir boca arriba supuso la reducción del 50% de las muertes de SMSL.

En alguna ocasión se ha lanzado el mensaje de que el colecho podría aumentar el SMSL pero esto no es así, incluso algunos estudios sugieren que podría ser factor protector si los padres no son fumadores ni han ingerido alcohol u otras drogas, que no exista obesidad en los padres y que no se practique colecho en el sofá o en el sillón.

 

 

Razones por las que el bebé se beneficia de dormir con sus padres.

  1. Favorece y facilita la lactancia materna.
  2. Tranquiliza a los padres
  3. Fortalece el vínculo. Muchas prácticas de la crianza con apego favorecen el vínculo afectivo entre los progenitores y sus pequeños, nos da la oportunidad de compartir ese tiempo tan valioso con contacto físico y emocional, esto favorece mayor vínculo y conexión entre nosotros.
  4. Recién nacidos más tranquilos. Los bebés sabrán que estás ahí y se sienten protegidos, apego seguro.
  5. Los niños duermen mejor. Cuanto más tiempo tardemos en acudir al llanto de nuestro pequeño más llorará y más tardará después en calmarse.
  6. Disminuye los episodios de llanto.

 

Recordad que uno de los aspectos más importantes en una crianza saludable es que vosotras estéis bien, durmáis y estéis descansadas para poder construir una buena relación con el bebé.

La importancia de la lactancia durante la noche.

 

Suele ocurrir que, cuando tenemos un bebé, después del esfuerzo de un parto, las visitas, las molestias físicas, el nuevo rol de madre y la demanda constante de una nueva criatura, sólo queremos llegar a la cama para poder disfrutar de un merecidísimo descanso y, sin embargo, me dicen que debo alimentar a mi bebé también durante la noche… :O

En este vídeo hablo de forma resumida lo que ya conté en el siguiente blog como post invitado:

Lactancia durante la noche. Silvia Garrido en Viviendomontessori.

¿Qué os ha parecido? ¿Cómo vivisteis vosotras las primeras semanas con vuestro bebé?